Tipos de barnices

domingo, 11 de marzo de 2007 |

Tipos de barnices


Los barnices y las veladuras son un elemento esencial en muchos acabados de pinturas decorativas. El barniz se suele utilizar como capa protectora incolora, mientras que la veladura es un medio que se puede colorear y utilizar para crear efectos decorativos.


La mayoría de los barnices tienen un disolvente como base. Se obtienen de la mezcla de acei­tes naturales y resinas sintéticas o naturales con dicho disolvente, que se usa para diluir, y el barniz y para limpiar los pinceles. También existen barnices al agua, que se aplican y limpian más fácilmente y se secan más deprisa.


Barnices sintéticos

Productos a base de disolventes y resinas sintéticas, de acabado liso, duro y resistente a la intemperie. Tardan de 3 a 6 horas en secarse y necesitan de 18 a 24 horas para poder dar otra capa. Se encuentran en acabado brillante, satinado y mate, incoloros o teñidos para realzar el vetea­do de la madera, como el roble claro, el cerezo y el castaño.


Barnices acrílicos

Se diluyen con agua y tienen un secado rápido, aproximadamente una hora. No amarillean, son más flexibles y menos duros que los sintéticas. Tienen un buen comportamiento a la intemperie siempre que se aplique aificiente capa. Se encuen­tran acabados brillante y satinado, y pueden ser incoloros o teñidos.


Tipos de barnices y veladuras


Médiums o veladuras acrílicas

Son productos de aspecto pastoso de base acrílica, y se tiñen con colores de artista acrílicos para obtener numerosos efectos. Se secan en 2 horas, ofrecen un acabado resistente al agua y no se decoloran.


Barnices para efectos cuarteados

Este tipo de productos se utilizan para acabados de­corativos de aspecto cuarteado o agrietado. También se puede obtener el mismo efecto con un barniz sintético aplicado entre dos capas de pintura plástica.


Barnices en aerosol

Son barnices con base de disolvente que se en­cuentran en acabado brillante o mate y en versiones que sirven para muebles o para proteger pinturas. Van muy bien para decorar objetos de formas irregulares, pero su elevado precio no los hace ade­cuados para superficies grandes.


Glaseadores o veladuras al óleo

Se preparan con aceite de linaza con secante, disolvente y pigmentos El pigmento se puede sustituir por colores de artista al óleo. La veladura se ve opaca cuando está en el bote, pero una vez aplicada se vuelve transparente al secarse. Las veladuras con base de aceite de linaza son amarillentas, y por dicha razón hay que tener mucho cuidado si se utilizan juntamente con pig­mentos azules o grises porque se pueden volver algo ventosos.


Barnices de poro abierto

También denominados "Lasures", se utilizan para dar a las superficies de madera un acabado de aspecto rustico. Estos productos están preparados a base de aceites naturales, agentes fungicidas y bactericidas y resinas disueltas en un disolvente. Son de mantenimiento sencillo, y pueden en­contrarse en acabado satinado y mate, incoloros o teñidos.


Barnices de goma laca

Se obtienen al disolver goma laea en alcohol. Se secan rápidamente (tardan de 15 a 30 minutos). Se aplica a muñequilla y el acabado es duro pero quebradizo. Son un buen sellador para los nudos resinosos de la madera.


OTROS PRODUCTOS: Lacas tapaporos nitrocelulósicas

Se emplean para sellar la madera nueva que se tiene que barnizar. Se secan rápidamente y son fáciles de lijar. No se deben utilizar en maderas que tengan que ir al exterior.


Barnices de poliuretano para suelos

Son más duros que los barnices sintéticos tradicionales, resisten bien a las manchas y al desgaste. No es aconsejable utilizarlos en exteriores. Se secan al cabo de 4-6 horas y se les puede dar otra capa a las 24 horas. Son de acabado brillante, satinado o mate.


Veladuras acrílicas

Se diluyen con agua y sirven de acabado protector. Se secan rápidamente y no amarillean como las veladuras al óleo. Se pueden teñir con colorantes al agua para obtener acabados translúcidos.